Andrea Ocampo

Urban tribes & pop culture

5 notes

Ayer fue la segunda cicletada encapuchada en Santiago de Chile. Sólo pensar en una cicletada encapuchada me parecía un contrasentido ¿Porqué una cicletada necesita esconder el rostro? ¿Qué es lo que esconde?
Ambas han sido convocadas en respuesta a la continua represión y violencia que el gobierno y su policía ha aplicado en las movilizaciones sociales de hoy; no sólo estudiantiles, sino que sociales. Pensé sobre el tema a partir de este texto escrito por Claudia Kennedy, escritora y ciclista radical (en ambas cosas). 
Hay algo interesante de pensar en esto. Los ciclistas están poniendo en evidencia que la protesta no sólo consta de manifestarse e interrumpir el flujo de la ciudad -con barricadas o cortes- sino que también lo interrumpe siendo parte de ese flujo, desviándolo, atravesarlo, indicando que una nueva velocidad puede desarticular trayectos, tránsitos y presionar desde la red misma de circulación -no sólo de automóviles sino que también de significantes-. Pues, no es lo mismo un ciclista a toda velocidad, que un encapuchado a toda velocidad en bicicleta. Así como no es ni remotamente parecido ir a comprarse una bici al Costanera Center, que entrar en turba, en bici y encapuchados al Costanera Center. 
Con estas actividades, las agrupaciones ciclistas nos están invitando a repensar la ciudad, ya no desde la ñoñería (necesaria) de las ciclovías pallá y pacá, sino que desde una intervención urbana híbrida y actual; desde aquella que se viste, grita, resignifica, personaliza y renueva las viejas formas de hacer protesta. Vean este video y me cuentan. 

Ayer fue la segunda cicletada encapuchada en Santiago de Chile. Sólo pensar en una cicletada encapuchada me parecía un contrasentido ¿Porqué una cicletada necesita esconder el rostro? ¿Qué es lo que esconde?

Ambas han sido convocadas en respuesta a la continua represión y violencia que el gobierno y su policía ha aplicado en las movilizaciones sociales de hoy; no sólo estudiantiles, sino que sociales. Pensé sobre el tema a partir de este texto escrito por Claudia Kennedy, escritora y ciclista radical (en ambas cosas). 

Hay algo interesante de pensar en esto. Los ciclistas están poniendo en evidencia que la protesta no sólo consta de manifestarse e interrumpir el flujo de la ciudad -con barricadas o cortes- sino que también lo interrumpe siendo parte de ese flujo, desviándolo, atravesarlo, indicando que una nueva velocidad puede desarticular trayectos, tránsitos y presionar desde la red misma de circulación -no sólo de automóviles sino que también de significantes-. Pues, no es lo mismo un ciclista a toda velocidad, que un encapuchado a toda velocidad en bicicleta. Así como no es ni remotamente parecido ir a comprarse una bici al Costanera Center, que entrar en turba, en bici y encapuchados al Costanera Center. 

Con estas actividades, las agrupaciones ciclistas nos están invitando a repensar la ciudad, ya no desde la ñoñería (necesaria) de las ciclovías pallá y pacá, sino que desde una intervención urbana híbrida y actual; desde aquella que se viste, grita, resignifica, personaliza y renueva las viejas formas de hacer protesta. Vean este video y me cuentan

Classé dans ciclism ciclismo cicletada encapuchada costanera center encapuchados capucha protesta ciudad

  1. tangananananad1 a reblogué ce billet depuis andreaocampo
  2. biciokupa a reblogué ce billet depuis andreaocampo
  3. andreaocampo a publié ce billet
contador de visitas